Viajar en vacaciones: ¿Una inversión o un gasto???

dinero necesario para irnos de vacaciones

¿Quién de vosotros no desea un merecido descanso fuera de nuestro lugar cotidiano de todos los días? Seguramente la mayoría de nosotros luego de haber trabajado durante todo el año quiere planificar un viaje en vacaciones. Para ello deberíamos planificar previamente como vamos a pagarlo. Para algunos significa un gasto, es decir, algo que no se recupera y se pierde en pocos días, pero para otros lo toman como una inversión, ya que ese dinero nos deja una rentabilidad. Es decir, viajar, conocer un nuevo lugar, descansar, y volver con energías renovadas al trabajo, nos ha dado una ganancia en nuestra vida personal difícil de cuantificar.

Cómo conseguir ahorrar el dinero necesario para irnos de vacaciones.

Vamos a analizar las diferentes posibilidades que tenemos para cuando llegue el día, tener el dinero necesario para pagar la estancia, transporte y gastos que implica irnos de vacaciones:

Una de las formas es ir ahorrando todos los meses un pequeño porcentaje de nuestro salario, para que durante los once meses podamos juntarnos con una suma que nos permita afrontar este viaje. Es decir, si nuestro salario es de €1500, deberíamos tratar de guardar al menos €100 por mes, para que cuando llegue el momento de vacaciones tener unos €1100. Debéis tener en cuenta que también recibiréis la paga del mes en que están de vacaciones, por lo que se sumará el salario a la cantidad que hayamos guardado, es decir €2600. Con esto podremos afrontar nuestros gastos cotidianos, el pago de servicios e impuestos, y nos quedará una suma importante para poder hacer nuestro viaje.

Otra manera, es que si ha llegado el día de cogernos vacaciones, pero no hemos ahorrado nada, podríamos llegar a solicitar un pequeño préstamo, que sumado al salario mensual nos permita poder disfrutar de unos días de vacaciones. Si elegimos esta opción, el préstamo deberíamos tratar de sacarlo en un plazo corto, es decir no más de 11 meses, y con una cuota mensual que nos sea posible pagar todos los meses. El plazo del préstamo es muy importante, ya que si no se hará demasiado largo y para el año siguiente nos será más difícil poder hacer lo mismo para las vacaciones del próximo año. Esta opción es un poco más costosa, ya que debéis tener en cuenta que pagareis un interés por el préstamo solicitado.

La última opción es una combinación de ambos, ahorrar una pequeña suma por mes de nuestro salario, siguiendo el ejemplo de la primera alternativa, unos €50 mensuales, y el resto pagarlo con una tarjeta de crédito en pocas cuotas.

Mi principal consejo es exigiros lo más que podáis todos los meses para guardar un poco de dinero, sin que ello implique no pagar nuestras obligaciones diarias y mensuales. Esto nos permitirá disfrutar al máximo de nuestro merecido descanso sin tener que agobiarnos por pagar posteriormente las cuotas del préstamo de algo que ya habéis disfrutado…

¡Comparte info y experiencias que puedan ser útiles para todos! 

Posts Relacionados

Dejar un comentario