¿Emprender o trabajar por cuenta ajena?

emprender o trabajar por cuenta ajena

La mayoría de nosotros sueña con el equilibrio entre la vida laboral y personal, teniendo un buen ingreso mensual que nos permita disfrutar y poder darnos ciertos caprichos.

Tener un empleo desafiante, unos buenos ingresos y la posibilidad de crecimiento es la aspiración de muchos. Sin embargo,  ante un mercado laboral con pocas oportunidades, surge la idea o la necesidad de emprender un negocio propio o realizar actividades independientes que permitan tener buenos ingresos y vivir de lo que nos gusta. Analicemos un poco los pros y contras de cada situación:

Pros y contras de emprender o trabajar por cuenta ajena

PROS DE SER EMPLEAD@:

Destacan los ingresos regulares, el horario laboral establecido, seguridad social, indemnización ante despido, vacaciones, días de fiesta, pagas extras, días por enfermedad… Algunas empresas ofrecen dietas, uniforme, regalos de fin de año, bonos, coche, ordenadores, teléfono móvil, gastos de gasolina y otros beneficios. Los impuestos y aportes se deducen de su nómina bruta.

CONTRAS DE SER EMPLEAD@:

En general, a mayor ingreso se requiere mayor compromiso (viajes, tiempo extra, disponibilidad inmediata en caso de requerirse). En muchas ocasiones la alta carga horaria no permite realizar otras actividades para generar más ingresos, formarse o incluso tener hobbies. En la mayoría de las empresas no hay contemplación con el tiempo y dedicación que implica el cuidado de los hijos, volviéndose una limitación para el desarrollo de la carrera profesional muchísimo mayor aún para mujeres.

PROS DE VIVIR DE TU PROYECTO:

Los ingresos no tienen límite: si te va muy bien puedes ganar mucho. Los negocios, por muy pequeños que sean, siempre manejan más ingresos que un trabajador/a por cuenta ajena. Esto no significa que ganen más, pero sí que en general aprenden a manejar sus finanzas de una manera más eficiente por la necesidad de ser rentables y crecer. Los horarios pueden ser más flexibles.

CONTRAS DE VIVIR DE TU PROYECTO:

Como los ingresos no están asegurados: si te va mal, ganas poco o pierdes. No hay vacaciones pagadas, la protección ante enfermedades, accidentes o indemnización es escasa. Si no se administra bien es peligroso: puede que ingreses dinero pero eso no significa que sea una ganancia. Está en riesgo del patrimonio propio. Eres responsable de tus inscripciones, aportes y pagos de impuestos correspondientes. Dependiendo del proyecto, el límite entre el tiempo personal y laboral puede ser difuso.

Posts Relacionados

Comentarios (1)

[…]    FAMILIA FINANCIACIÓN GASTOS INGRESOS INVERSIONES agosto 6, […]

Dejar un comentario